los bávaros ganaron en Sevilla y están cerca de la clasificación

“Si tenemos un 1% de posibilidades, vamos a luchar. Nada está dicho hasta el final”, declaró Vincenzo Montella, técnico del Sevilla, ni bien supo que Bayern Munich sería su rival en cuartos. Y la primera media hora, del duelo de ida, le daba la razón. En ese lapso, el equipo andaluz se mostró superior a los bávaros. Encima, se puso adelante en el marcador con ‘pepa’ de Sarabia (32’). Hasta ahí, parecía que tenía todo controlado. Además, porque la estadística lo respaldaba: con el italiano en el banquillo, nunca le habían remontado un partido (en 22 duelos). Pero cinco minutos después, comenzaría su debacle. Un centro de Franck Ribéry se desvió en Jesús Navas para poner el empate. Fue el primer autogol del volante español en su carrera, luego de 653 partidos. Y en el peor momento.

Sacó la jerarquía Bayern es el tercer equipo con más autogoles a favor (12) en Champions, detrás de Real Madrid (15) y Chelsea (13). Pero faltaba más, porque no iba a ser la mejor noche del Sevilla. Un cabezazo de Thiago Alcántara, que iba en dirección al arco, se desvió en Sergio Escudero y descolocó al portero David Soria (68’), en el golpe de K.O. de los bávaros. De paso, sirvió para convertirse en el primer equipo alemán en ganar en el Sánchez Pizjuán luego de 12 visitas. “No hemos tenido suerte en los goles. Es una pena porque nos quedan pocas chances de avanzar”, reconoció Montella, que extendió su mala racha: tres derrotas en los cinco últimos partidos en todas las competencias. ¿Podrá levantarse?

Tiene de ‘hijo’ a los sevillanos Es la ‘bestia negra’ A los 36’, ingresó por el lesionado Arturo Vidal. Y en la primera pelota que tocó, habilitó a Franck Ribéry en la jugada que terminó en el primer gol bávaro. James Rodríguez fue clave para la remontada del Bayern. De paso, confirmó que Sevilla es su víctima favorita: con la ‘mica’ del Porto lo eliminó de la Europa League y con el Madrid lo dejó fuera de la Copa del Rey y le ganó la Supercopa de Europa en dos ocasiones. En total, el ‘colocho’ suma ocho victorias en nueve partidos ante los andaluces. Además, le marcó cuatro goles. A ver si extiende esa racha en la vuelta en Munich.

Reconoció N’Zonzi Camarín fue un velorio Sin Éver Banega (suspendido), Steven N’Zonzi tuvo que batirse solo en el mediocampo. Sin embargo, la ‘chamba’ del francés no fue suficiente. Por ello, tras la derrota, el vestuario andaluz fue un velorio. “El grupo está muy tocado, nadie quiso hablar en el vestuario. Los dos goles que marcó el Bayern condicionan la vuelta, pero vamos a intentarlo”, comentó.