Huancayo hizo un partidazo en Chile y logró un empate de oro. Define en la altura

No fue la típica noche de Copa para sufrir o renegar por los errores de siempre. Al contrario, Sport Huancayo se paró bien en Santa Laura y le arrancó un 0-0 a Unión Española que pinta bien para la vuelta, el 8 de marzo, en los 3 259 metros de altitud de ‘La Inconstratable’. Los chilenos, cuartos en su liga e invictos, pensaban arrasar. Pero fue el ‘Rojo Matador’, ayer de verde, el que impuso su ritmo, manejó el partido y hasta pudo ganar. Las llegadas de los ‘hispanos’ fueron aisladas gracias al notable trabajo de los once guerreros de Marcelo Grioni, que otra vez dirigió en la tribuna por suspensión. Huancayo aguantó desde Carlos Neumann, quien no solo inquietó en ataque, sino que fue el primer zaguero. Pero fueron Alfredo Rojas, Ricardo Salcedo, Rodrigo Colombo, Richard Salinas y Manuel Corrales las figuras defensivas. Y Marcos Lliuya, el escape perfecto para salir con la pelota, pues el ‘Rojo’ siempre apostó al juego por abajo. Sorpresivo y merecido. Ahora hay que ganar en casa.