Salah y Mané cumplirán el Ramadán, en el que no podrán comer ni tomar agua. Y si lo hacen hasta la final de la Champions, estarán 11 días en ese ‘plan’

Para nosotros, los occidentales, resulta difícil entender las costumbres de los musulmanes. Uno de esas es el Ramadán, en el que los creyentes están en ayuno durante un mes, desde la salida del sol hasta el anochecer. Por estos días, esta milenaria práctica se ha involucrado con el fútbol. ¿La razón? El Ramadán, que inicia el 15 de mayo y finaliza el 14 de junio, afectará a dos cracks del Liverpool: Mohamed Salah y Sadio Mané. Por ello, ya se encendieron las alarmas en los ‘reds’, pues la final será este 26 de mayo (hasta esa fecha tendrán 11 días de ayuno). Eso es algo que podría mermar su físico, y disminuir el nivel del tridente (junto a Firmino). Entre ellos suman 29 tantos en la ‘Orejona’, siendo el trío más goleador.

Latina en vivo transmitirá todos los partidos del mundial en vivo ingresa y disfruta de esta señal en vivo y en muy buena calidad hd.

 Paga caro sus creencias Salah sabe que sufre con esta situación. “Fue difícil porque teníamos dos sesiones de entrenamiento, hacía calor y jugaba todos los partidos”, dijo el ‘Faraón’, cuando estaba en Chelsea en 2014. Este 26, cuando arranque la final de la ‘Orejona’ (8:45 pm, hora de Kiev), Salah y Mané llevarán casi 12 horas sin comer (podrían probar bocado al ocultarse el sol). “Ambos entrenan al 20% por miedo a lesionarse durante esos días”, reveló Alberto Moreno, lateral de los ‘reds’. ¿Llegarán fuertes ante el Madrid?